A la mayoría de niños les encantan los animales. Se interesan por ellos cuando los ven pasar a su lado por la calle, cuando se pasean por el bosque o los ven en un documental. Muchos ya de bien pronto quieren tener una mascota.

Si nos fijamos en sus dibujos, seguramente podremos ver que muchas veces aparecen animales. Algunos se dan con más frecuencia que otros, como por ejemplo los pájaros o los perros. En cualquier caso, ¿te has preguntado qué le ha hecho elegir ese animal y no otro? ¿es típico a su edad o es poco habitual? ¿has pensado cuál puede ser su significado?

Más allá de la preferencia real que tengan por ellos, existe un significado simbólico muy característico detrás de cada uno de ellos. Su análisis nos aportará valiosa información las aptitudes y el carácter del pequeño.

Veamos a continuación los más comunes.

Animales más frecuentes en el dibujo infantil

Como hemos mencionado, algunos son más frecuentes que otros, ya sea porque son familiares para él, o bien porque le asuste o le atraiga. Lo importante es conocer en qué sentido está proyectando ese elemento en el dibujo para extraer la máxima información al respecto: el tipo de animal, su hábitat y su forma de actuar. Habitualmente solemos encontrar los siguientes:

El pájaro

Suele aparecer ya en los primeros dibujos (alrededor de los 4 años) y nos habla del carácter alegre y curioso del pequeño. Suele proyectar a alguien significativo para el niño y se relaciona con sus deseos de filiación y de independencia.

H., 5 a

El pez

Se relaciona con niños imaginativos, de carácter alegre y sereno, seguidores de sus amigos y algo influenciables.

El perro

Nos habla de un carácter afable, leal y algo dependiente a nivel emocional, y la preferencia por jugar en compañía.

El gato

Suelen dibujarlos niños curiosos e intuitivos, muy observadores y de carácter más bien independiente.

Las claves de interpretación

Los elementos de los dibujos nunca pueden ser interpretados de forma aislada, es necesario ponerlos en contexto y analizar todos los aspectos gráficos en su ejecución (forma, colores, tamaño, etc.) Como siempre decimos, es necesario interpretar cada elemento del dibujo no solo en función del conjunto mismo de ese dibujo sino de las explicaciones que pueda hacer el pequeño sobre ello y del tipo de relación real que tenga con dicho animal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *