En el seno familiar se crean nuestros primeros vínculos con otros seres humanos, y son los más fuertes e importantes respecto al resto de relaciones que tendremos a lo largo de la vida.

En este artículo vamos a hablar de toda la información que nos aporta el dibujo de la familia a nivel emocional y sobre las relaciones que hay entre sus miembros, y de la utilidad que esto tiene para los padres y los profesionales que trabajan con niños.

¿Qué vínculos nos muestra el dibujo de la familia?

Se trata de un dibujo muy completo, ya que no solo incluye al que dibuja sino a todos sus miembros y por tanto las relaciones que se dan entre ellos. A través de él podemos ver si nos sentimos más cercanos a uno y otro miembro de la familia o por el contrario no lo soportamos, si nos sentimos excluidos o integrados, o si existen problemas de celos entre hermanos o con algún familiar. En definitiva, nos podremos hacer una idea de cómo se percibe ese niño respecto a los demás.

¿A qué edad aparece este dibujo? 

Podríamos decir que empieza a gestarse alrededor de los 3,5 años, que es cuando aparece el dibujo de la figura humana y por tanto el pequeño se dibuja a sí mismo. Pero no será hasta pasados los 4 años que empiece a esbozar sus primeras representaciones de la familia, compuesta habitualmente por los padres y los hijos. A partir de los 5 años, el dibujo de la familia se enriquece en detalles y ya con 6 años se representan escenas con la familia.

Iratxefamilia

¿En qué debemos fijarnos? 

Hay toda una serie de aspectos que hay que observar, y los principales son:

– la representación de todos los miembros, si están o no presentes

– el orden en el que se dibujó cada personaje

– la posición de cada elemento en el dibujo

– la proximidad entre los personajes

– el tamaño de cada figura

– los detalles y colores que se utilizan en cada una de ellas

Si la figura está realizada en primer lugar, es de mayor tamaño y tiene más detalles y colorido que el resto, nos estará indicando que esa persona es la más valorada para el niño, pero si se da en el sentido contrario o se omite esa persona, nos estará manifestando una desvaloración.

¿Cómo se reconoce el equilibrio emocional en este dibujo?

Como os comenté en el artículo sobre los signos de alegría en el dibujo infantil, la clave está en el equilibrio general tanto de formas como de colores. Lo esperable es que todos los miembros estén presentes, que se dibuje primero a la pareja de padres y luego a los hijos (por orden cronológico), y que el conjunto sea proporcionado y organizado.

¿Qué nos pone sobre aviso de que existe algún conflicto?

El signo más claro de conflicto es la omisión de un miembro de la familia. Pero también son significativas la resistencia a dibujar a la familia, representarla con animales oaislar algún miembro del resto de personajes. Por ejemplo, en el caso de que exista rivalidad entre hermanos, el niño puede dibujar al hermano con el que viva el conflicto en un cuadro en la pared o incluso en la parte posterior de la hoja. Lo importante es valorar el dibujo en su conjunto y estar atento a todo lo que el niño nos vaya explicando sobre lo que está representando en la hoja.

¿Por qué es un tema de dibujo útil para los padres y los profesionales de la atención a la infancia?

Como vemos, la información que proporciona el dibujo de la familia nos ayuda a comprender de una manera más profunda el comportamiento del pequeño y su estado emocional. Gracias a esto, los padres pueden acompañar mejor a su hijo en función del conflicto que exista y a los profesionales les va a ayudar a comprender mejor ciertos comportamientos y a enfocar su estrategia de intervención según sea el caso.

Si tienes alguna duda o comentario, háznoslos llegar a través de nuestro formulario de contacto. ¡Gracias!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *