En varias ocasiones he compartido con vosotros ideas sobre cómo romper con la rutina del dibujo ante el pupitre para hacerlo más lúdico y variado. Hemos visto como el dibujo puede ser una buena actividad al aire libre y un recurso para crear juegos y juguetes. Ahora vamos a enfocarnos en las diferentes superficies de dibujo que podemos utilizar, porque hay un mundo más allá del papel en blanco para explorar con nuestros niños.

La propuesta que os hago hoy tiene por objetivo daros una nueva visión de las posibilidades que la actividad de dibujar nos ofrece para experimentar con diferentes materiales y así pasar un buen rato con nuestros niños.

Aquí tenéis 7 superficies interesantes para dibujar y experimentar:

Arena

Ya sea seca o mojada, trazar dibujos en la arena crea un efecto tridimensional en nuestra visión y podemos comprobar cómo los cambios de luz dan diferentes aspectos al dibujo.

Nieve

Aunque no es una superficie propiamente, en la estación que nos encontramos es fácil que se dé la oportunidad de probar esta propuesta. Gracias a una mezcla de agua y colorantes alimentarios podemos experimentar con la absorción del color en el agua congelada.

Madera

Es una superficie ideal para témperas y acuarelas porque absorbe los líquidos en pocos minutos, y el veteado de la madera siempre da un toque especial al dibujo. Os enlazo a una propuesta con cortes de árbol, pero una tabla también os permite este juego.

Papel de papiro

Vi esta propuesta en un kit Didongo y tenía pendiente compartirla con vosotros. Os propongo crear de forma rápida y económica este sencillo material para probar en casa con los niños, y de paso les damos a conocer la historia del papel y del antiguo Egipto. Para ello solo necesitas unas cuantas gasas, cola blanca y agua, y un cartón para pegarlas.

Papel de aluminio

Sin duda ésta también es una superficie interesante, pero te doy un par de trucos para que no se convierta en una actividad de dibujo algo frustrante, porque como sabes es un material que se rompe con facilidad. Procura que el papel quede bien extendido y sujeto (puedes cogerlo junto a un cartón con una pinza o envolverlo para que quede firme) y para la pintura haz una mezcla con lavavajillas para que la pintura se adhiera bien al dibujar.

CD’s y sus cajas de plástico

El CD tiene una forma ideal para realizar mandalas, pero se puede decorar de muchas formas. Utiliza para ello rotuladores permanentes o bien lija suavemente la superficie y podrás utilizar pintura acrílica o témperas.

También puedes utilizar las cajas viejas de CD y crear interesantes “cuadros” a los que les traspasa la luz.

Papel para transparencias

Este es un soporte de dibujo que da mucho juego. Pueden hacer máscaras o hacer contornos de paisajes reales, o simplemente trazar formas que puestas sobre diferentes superficies van cambiando de color. También se pueden colorear al gusto (te recomiendo los rotuladores permanentes) y ponerlos sobre una caja de luz para intensificar el resultado.

Hay otras opciones (tela, cartones troquelados, piedras,…) y seguro que se te ocurren muchas más.

Espero que estas propuestas te ofrezcan la oportunidad de compartir ratos de juego y aprendizaje con tus hijos o tus alumnos, aprovechando la actividad de dibujo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *