La casa, al igual que sucede con la figura humana, el sol o el árbol, es uno de los temas más representados por los niños en sus dibujos. Aunque ya suele “aparecer” como forma primaria en la fase de garabateo, es a partir de los 4 años cuando toma mayor protagonismo. ¿Cuál es su evolución? ¿Qué elementos son esperables en cada etapa? Veamos estos aspectos a continuación.

Evolución de la casa en los dibujos de los niños

Aunque este tema no ha sido tan estudiado como el de la figura humana, diversos autores has establecido una evolución más o menos común en los dibujos de niños y niñas.

En su estudio evolutivo sobre la figuración en los dibujos de los 3 a los 5 años, Antonio Machón observa que el dibujo de la casa suele aparecer en las niñas primero, hacia los 3 años y medio, mientras que en los niños es algo posterior (cerca de los 4 años). También encontró que no es hasta cerca de los 5 años (tanto en niños como en niñas) que este tema cobra especial protagonismo en los dibujos, con un 60% de aparición en los de niñas frente a un 46% en los de niños.

Tomando esto como referencia, pasemos a ver el origen y evolución del dibujo de la casa.

La casa-célula

Hasta los 3 años aproximadamente el dibujo de la casa no se distingue demasiado de otras formas. Se representa de manera muy primaria partiendo del círculo, pudiendo aparecer otro círculo en su interior.

La casa-techo

Entre los 3 y los 4 años, la casa empieza a diferenciarse con más claridad, pero sigue siendo una forma primaria (cuadrado o triángulo) a la que se le añade otro elemento a modo de puerta.

La casa-prototipo

Entre los 4 y los 5 años se produce la diferenciación entre el techo y las pareces, segmentados por una línea o con la unión de dos formas (cuadrado-triángulo), y cuenta aún con pocos elementos. En este momento se convierte en un tema recurrente en los dibujos de niños y niñas.

A partir de los 5 años aproximadamente, se observa la adición de nuevos elementos, como pueden ser las ventanas y la chimenea.

La casa modelo

Al alcanzar los 6 años el niño ya suele presentar todos sus elementos diferenciales, como la puerta con picaporte, las ventanas, la chimenea y la base, y algún otro elemento que configure la escena.

articulo32

La casa fantástica

Entre los 7 y 9 años la fantasía contribuye a diversificar los tipos de casa representados, pudiendo tomar la forma de castillos o fortalezas, naves del espacio, etc., aportando matices personales distintivos.

La casa realista

A partir de los 10 años aproximadamente el niño se interesa cada vez más por representar la realidad en sus dibujos. De este modo, el dibujo de la casa intenta reproducir de forma realista el hogar del propio niño, y poco a poco va aportando detalles más complejos a sus producciones, mayor proporcionalidad entre sus elementos y la búsqueda de la perspectiva.

Algunas curiosidades sobre su interpretación

La representación de la casa en los dibujos implica un fuerte contenido emocional y representa el modo de vida del niño, la relación con sus padres, y su papel en la familia. También nos muestra la habilidad del niño para relacionarse con los demás y funcionar bajo las tensiones del ambiente.

Algunos autores (por ejemplo Buck, autor del test HTP) relacionan la casa con la imagen materna y con la proyección del propio cuerpo, de forma que se revela información sobre los vínculos afectivos con la madre e incluso la integración de la imagen corporal del niño.

También se ha encontrado con una alta frecuencia que los niños de padres separados suelen representar dos casas en sus dibujos, mientras que los pequeños que han sido criados en un orfanato suelen realizar dibujos dispersos, cargados de elementos y omitiendo detalles como ventanas o puertas.

articulo33

Como veis, el dibujo de la casa no solo es importante por su frecuencia de aparición sino también por el alto contenido simbólico de su representación. Si quieres compartir en de tu hij@ con nosotros, puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto. ¡Gracias!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *