El verano es una época ideal para viajar (aunque no la única). Maribel de B aprende en casa escribe para nuestro blog y nos ofrece interesantes ideas para aprovechar la actividad de dibujo en esta época de vacaciones.

No dejéis de visitar su blog, donde ofrece ideas fantásticas para acompañar a vuestros hijos en su aventura de aprender.

Aquí va su propuesta:

Mi hijo es uno de esos niños a los que no les entusiasma mucho dibujar, entendiendo esta actividad en su forma más tradicional. Sin embargo, le encanta experimentar con los colores y manipular materiales relacionados con ellos.

Como conozco la importancia que el dibujo tiene para los niños, a menudo me toca echar mano de la imaginación para acercarle propuestas que le motiven.

Estamos en época de hacer viajes (aunque cualquier momento del año es bueno para ello) y aprovecho para compartir algunas ideas que nos servirán para recordar esos momentos con las creaciones de nuestros pequeños:

  1. Vamos a comprar o a hacer en casa un pequeño bloc de dibujo del tamaño de una libreta. Lo guardaremos en un estuche junto a algunos lápices de colores y lo tendremos siempre a mano para que los peques puedan plasmar en cada momento lo que más les llama la atención o cómo se sienten ante lo que ven. Además es ideal para que se entretengan en los viajes largos.
  2. Invitemos a nuestros niños a recoger objetos que guardaremos como recuerdos y que luego presentaremos como material de dibujo. Los palitos, y cosas parecidas, se pueden usar a modo de lápiz o pincel, para extender colores, rayar en una superficie coloreada, etc. Las piedras, conchas, hojas… se pueden pintar y también sirven para dibujar contornos o para estampar como si fueran sellos.
  3. Vamos a proponer a los niños que regalen postales a sus amigos u otros familiares. Les daremos tarjetas de cartulina del tamaño apropiado y les dejaremos, en dibujo libre, diseñarlas con aquello que están viendo y sintiendo en el viaje. Podemos entregarlas a la vuelta o incluso poner un sello y mandarlas por correo.
  4. Revisando las fotos del viaje, dejaremos que los niños elijan varias de las que más les gustan, de las cuales haremos fotocopias y se las dejaremos para plasmar en ellas lo que quieran en forma de dibujo, decorarlas, garabatear… y dejarles total libertad para expresar lo que recuerdan y sienten al verlas.

¿Se os ocurren más ideas?

B aprende en casa

¡Muchas gracias por tus propuestas, Maribel!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *