Vida cotidiana

En este dibujo la pequeña representa, de izquierda a derecha, a su abuela, a sí misma y a su madre. Se ocupa casi todo el espacio del papel con un trazo presionado y las figuras muy juntas. El color se ha utilizado de forma muy concreta y localizada. Mientras que la abuela ocupa casi todo el espacio, la pequeña se queda en el sector inferior central de la hoja.

Tomando todo ello en consideración, es muy probable que está pequeña esté manifestando la sensación de sentirse atrapada en la relación con los adultos, principalmente con la abuela. Se aprecia claramente la falta de espacio y el núcleo cerrado entre las figuras mayores. Así mismo, la forma de las bocas hace pensar en un estilo de comunicación impositivo. Es por ello, que su deseo de agradar y recibir afecto no parece estar realmente satisfecho en este contexto.