Entradas

De vez en cuando recibo mensajes con esta interesante cuestión, y me ha parecido que era el momento de resolver la duda en el blog, aunque ya introdujimos algunas nociones cuando hablé del primer garabato de un niño.

Cuando nuestros pequeños empiezan a garabatear hacia los 15 o 18 meses, los adultos vemos un montón de rayas aquí y allá repartidas por la hoja, y no podemos distinguir gran cosa, no hay formas o elementos que se correspondan con ningún objeto de la realidad.

Leer más

En el anterior artículo os hablaba de cómo mi hijo dejó de un día para otro de disfrutar dibujando y lo incapacitante que ha sido para él. Pero en casa tenemos la otra cara de la moneda, otro pequeño y curioso ser que ha iniciado sus primeros pasos en el dibujo, mi hija de 15 meses.

Leer más

Aunque ya hayamos crecido y la etapa de los garabatos nos quede muy lejana, aun queda en nosotros el impulso inconsciente de hacer trazos sin sentido, pero limitados a esos momentos en los que estamos haciendo otra cosa, como pasa cuando hablamos con alguien por teléfono.

Pero, ¿porqué los hacemos? ¿tienen algún significado? En la consulta de esta semana para Coaching para tu vida, hablamos sobre este tema y os ofrecemos las claves básicas que se usan para interpretarlos.

Leer más